Todos los productos que fabrico los realizo de forma totalmente artesanal, cortando los vidrios a mano y dándoles forma o uniéndolos para crear diseños propios. Aunque tengo algunos colgantes y pendientes hechos con vidrio fundido, en realidad utilizo la misma técnica para casi todas mis creaciones.

Se llama tíffany o encintado de cobre. Esta técnica fue inventada en 1902 por Louis Confort Tiffany, y es famosa por las típicas “lámparas tiffany”. Es una técnica antigua que utilizo y adapto en diseños actuales, mezclando así lo tradicional con lo moderno.

El proceso es el siguiente:

  1.  Hago el diseño y corto las plantillas en papel
  2.  Corto las piezas de vidrio con el cortador de vidrio siguiendo las plantillas.
  3.  Pulo los bordes para que no queden rugosidades.
  4.  Bordeo cada pieza de vidrio con cinta de cobre adhesiva.
  5.  Coloco las piezas de vidrio en su posición y las uno con estaño gracias a un soldador.
  6.  Añado algunos detalles dependiendo del artículo: anillas, cadenas…
  7.  Excepto en los complementos, aplico una pátina para oscurecer el estaño.
  8.  Por último, limpio, etiqueto, empaqueto y preparo cada pieza individualmente para que le llegue en perfectas condiciones a su destinatario/a.